Anaco vivió hermoso Encuentro de Impulsores

Anaco vivió hermoso Encuentro de Impulsores

Por: Licda. Milena Pérez

El día 27 de abril en la ciudad de Anaco se llevó a cabo un Encuentro de Impulsores Social Media del Norte del estado Anzoátegui, recibiendo con pancartas, alabanzas y un hermoso recibimiento al equipo que se trasladó desde Barcelona, junto al Coordinador Estadal Pr. Juan Leonett, para ser partícipe del magno evento realizado en la Misión N°11 de Anaco, que preside el Pr. Carlos Hernández.

Los coordinadores municipales anfitriones Pastores Onasis Velasquez, Luis Aular y Bárbara de Brito prepararon todo el terreno para que este evento fuese todo un éxito, alojando también a hermanos de otros municipios. Entre los pastores que estuvieron respaldando esta actividad también se encontró el Pastor Juan de Dios Pineda.

Los hermanos difutando del Evento

El encargado de llevar el mensaje de la palabra de Dios fue el Pastor Juan Leonett Jr. (Coordinador municipal en Barcelona), quien predicó bajo el tema «El precio de la honra», basándose en Génesis 29:30-32. La antesala de la prédica estuvo marcada por la adoración de parte de la Pastora Carmen de Leonett, esposa del coordinador estadal, por medio de la cual el Espíritu Santo se derramó de una manera muy especial.

Coordinador Estadal Pr. Juan Leonett

«Dios está mirando tu corazón y tiene algo preparado para ti. Nos dio una promesa para este año: Desde este día comenzaré a engrandecerte. Y el que lo cree va a ver el fruto», expresó el Pastor.

«La honra demanda sacrificio y sufrimiento. Jesús fue humillado hasta lo sumo pero también fue exaltado hasta lo sumo», aseveró.

Posteriormente, todos los coordinadores municipales presentes fueron invitados al altar donde el coordinador del Norte del estado Anzoátegui declaró una palabra de nuevos comienzos sobre ellos y los territorios que dirigen.

Entrega de obsequios y reconocimientos al coordinador estadal y el predicador

Este poderoso evento culminó con la entrega de reconocimientos al coordinador estadal y el predicador. Y como gran cierre se disfrutó de una deliciosa sopa.