¡Bienvenidos, pastores Rodríguez a Cumaná!

Bienvenidos Pastores Rodríguez

¡Felices, contentos y alegres! Así retornaron y fueron bien recibidos los pastores Isidro y Orlinda de Rodríguez junto a la pequeña misionera Carmencita, luego de haber cumplido la tarea encomendada por el Pr. Jaime Banks Puertas en la República de Argentina, para la predicación del evangelio y avance de la Obra Luz del Mundo Internacional.

«Ante todo damos gracias a Dios por la oportunidad de poder volver a Cumaná; gracias al Pr. Puertas. Estamos felices al ver tanta gente, pastores, autoridades, hijos espirituales nos llena de gozo», fueron las primeras palabras del Pr. Isidro al ser entrevistado en la capital del estado Sucre.

A eso de las 11:45 AM del viernes 2 de febrero, los pastores Rodríguez llegaron al Aeropuerto Internacional Antonio José de Sucre en Cumaná, donde pastores, evangelistas y miembros de las Misiones los recibieron haciendo una gran algarabía por el regocijo de verles nuevamente.

Hermanos y amigos se hicieron presente en el aeropuerto de Cumaná

Se escuchó el cantar de alabanzas con instrumentos musicales, los rostros expresaban un inmenso gozo, todos querían dar abrazos de bienvenida. El gozo era la sensación del momento.

De allí partieron en caravana hasta llegar al templo de la Misión 1 de Cumaná, donde los esperaban con muchas ansias todos los hermanos. En ese lugar, los Pastores hablaron sobre el trabajo realizado en Argentina, la fundación de cuatro iglesias Luz del Mundo en diversos lugares de la nación suramericana.

Por supuesto, se realizaron presentaciones de danzas venezolanas como una forma de recibirles con la música tradicional de su tierra natal. «Cuando el Señor le llame no dude en ir porque después él le bendecirá el doble», aconsejó la Pastora Orlinda en su regreso a su ciudad Cumaná.

Con Alegría fueron recibidos

Ambos afirmaron sentirse honrados porque, a través del Pr. Puertas, el Señor los escogió para tan loable trabajo de predicar el evangelio de Cristo, restaurar las congregaciones en aquella nación y regresar nuevamente a su tierra para continuar.

Por: Licda. Milena Pérez
Fuente: Zury Guerra