¡Compartamos las buenas nuevas!

Compartamos las buenas nuevas

Editorial


Queridos hermanos y hermanas en Cristo

Es con gran alegría y responsabilidad que me dirijo a ustedes en esta ocasión. Como parte de nuestra amada familia Luz del Mundo Internacional, es fundamental que mantengamos una comunicación abierta y fluida entre todos  nosotros sus miembros.

Quiero recordarles la importancia de permanecer unidos y comprometidos con nuestra fe en el Señor Jesús Cristo. Es esencial que nos apoyemos mutuamente y que compartamos las enseñanzas y bendiciones que recibimos a diario.

En este sentido, nuestro portal se ha erigido en un faro de luz para nuestra gran Familia Luz del Mundo Internacional. Aquí encontramos no solo información relevante y enriquecedora, sino también recursos valiosos que nos guían en nuestro camino espiritual:

  • Desde los Micros de nuestro amado Pastor, el Hno. Puertas, en distintos idiomas.
  • los bombazos que Dios le da a diario en sus repuestas a nuestro amado Pastor Hno. Puertas.
  • Los Panes Calientes para los altares familiares.
  • Las Guías Dominicales para todos nuestros maestros y obreros.
  • Las noticias sobre el avance de nuestra obra a nivel mundial, cada publicación es un tesoro que merece ser compartido y multiplicado.

Me permito recordarles la importancia de no callar estas buenas nuevas, como nos enseña 2 Reyes 7:9. «No lo estamos haciendo bien. Hoy es día de buena nueva, y nosotros callamos.» Es por ello que los animo a participar activamente en la difusión de estas enseñanzas. Compartir estas bendiciones en nuestras redes sociales y con nuestros seres queridos nos permite llevar la luz de Cristo a cada rincón del mundo.

Recordemos también las palabras de Proverbios 1:24-33, (por favor leerlo abajo completo )  donde se nos insta a escuchar la voz de la sabiduría y a no menospreciar la corrección del Señor. Solo así podremos vivir en paz y confianza, libres del temor y la confusión.

En conclusión, insto a cada uno de ustedes a ser portadores de buenas noticias. Que nuestras acciones y palabras reflejen la gracia y el amor de nuestro Señor Jesucristo. Juntos podemos marcar la diferencia y llevar esperanza a un mundo necesitado.

Que la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guarde sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Con amor en Cristo, tu hermano Luis David González.

Proverbios 1: 24 al 33

24 Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, 25 Sino que desechasteis todo consejo mío Y mi reprensión no quisisteis, 26 También yo me reiré en vuestra calamidad, Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; 27 Cuando viniere como una destrucción lo que teméis, Y vuestra calamidad llegare como un torbellino; Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia. 28 Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán. 29 Por cuanto aborrecieron la sabiduría, Y no escogieron el temor de Jehová, 30 Ni quisieron mi consejo, Y menospreciaron toda reprensión mía, 31 Comerán del fruto de su camino, Y serán hastiados de sus propios consejos. 32 Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder; 33 Mas el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal. nosotros