Enfrentando juntos las tormentas

Enfrentando juntos las tormentas

Por: Pra. Lucymar de Montilla

En la actualidad existe un enemigo que causa muchas tormentas en el matrimonio algunos le dicen la enfermedad del siglo XXI y es el estrés este es un mal que ataca con fuerza. Es la causa de enfermedades, pero también afecta las relaciones personales, especialmente en las parejas. El estrés en el matrimonio causa peleas, conflictos y tormentas que, al no solucionarse, crecen y se convierten en problemas más serios que podrían llevar al divorcio.

Entre los factores que causan estrés en el matrimonio se pueden nombrar las presiones laborales, fatiga o cansancio, discusiones por el dinero entre otras que distancian al esposo de la esposa y viceversa, haciéndoles pensar que solos pueden salir de las dificultades, lo que poco a poco conduce al matrimonio hasta el borde del colapso.

No se puede caer en el concepto de la sociedad individualista en el cual vivimos que va contra lo que Dios ha establecido en su palabra “mejores son dos que uno, porque si uno cayere el otro le levanta” (Eclesiastés 4:9). Las tormentas o dificultades dentro del matrimonio se enfrentan y superan juntos, pues al momento de contraer matrimonio ya no son dos personas, sino que se vuelven una como lo dice en Génesis 2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.  

En esencia, el compromiso incondicional como pareja es la clave para resistir con éxito todos los problemas conyugales. Solo cuando el esposo y la esposa estén completamente comprometidos podrán soportar las presiones de la vida que sin duda se les presentarán en algún momento.