A partir de plantas y células de atún Israel produce el pescado cultivado más caro del mundo

Israel produce atun

La contaminación de los océanos es un problema cada vez más grande, y la industria de la pesca no puede responder a la demanda de producir peces sanos y recuperar los océanos. Es por esto que aparecen iniciativas como Wanda Fish, una startup israelí dentro del sector FoodTech que se dedica a la producción de productos marinos cultivados. 

Para desarrollar sus productos, la compañía extrae células de tres especies diferentes: atún de aleta azul, caballa y jurel, con el objetivo de cultivarlas en laboratorio. Recientemente lanzó uno de sus productos más exclusivos, un producto marino cultivado que imita la carne del atún de aleta azul, uno de los pescados más caros del mercado.

El atún de aleta azul tiene valores exorbitantes, alcanzando valores cercanos a los $5,000 por libra. Esto se debe a que es un pescado que tiene una muy alta demanda en algunos lugares, sobre todo en Japón, y también porque está en peligro de extinción.

Wanda Fish cultiva las células extraídas en biorreactores, allí se reproducen continuamente, y luego las colocan en medios de cultivo, los nutrientes y minerales esenciales que respaldan el crecimiento. A partir de ahí, la empresa utiliza su tecnología patentada para cultivar las células en la carne y la grasa intramuscular del atún de aleta azul.

Una vez transformadas las células, Wanda Fish las combina con material vegetal propio para crear un producto final híbrido.

Fuente y fotografía: https://aurora-israel.co.il/