La Mujer hechura y creación divina

La Mujer hechura y creación divina

Por. Lcda. Ma Auxiliadora Camargo

Uno de los temas más álgidos y más discutidos en el mundo desde hace miles de años, es el de la Mujer, por ser agraciada, con delicados toques tanto en su físico como en su esencia. La palabra de Dios la describe desde el principio como un ser de hermosa apariencia.

En el libro de Génesis 2: 18 al 25, nos narra cuando Dios creó prácticamente todo lo que hay sobre la faz de la tierra, la raza humana, plantas, árboles, así como también cada animal, grande o pequeño, cada macho con su hembra. Después que Adán obedeció al mandato del Creador en colocarle el nombre a cada uno de ellos según su especie, el Señor se percata que el hombre que había creado a su imagen y semejanza no tenía una compañera, por lo que dijo: “No es bueno que el hombre este solo. Voy a hacerle una ayuda idónea.”, así que preparó la escena, y después de despertar el hombre de un profundo sueño vio a su lado a un ser semejante a él pero con características muy diferentes por lo que dijo: “esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; esta será llamada varona porque del varón fue tomada.” Génesis 2:23.

Que extraordinaria decisión la que tuvo Dios al crear al ser humano!, y es que está tan claro en las  sagradas escrituras “varón y hembra los creó”, que no hay cabida para pensar que existe un tercer género, nada de eso es válido ante la Palabra de Dios. Es triste ver como hay tanta gente que se ha dejado influenciar por pensamientos humanistas, sus mentes están siendo atacadas por el maligno, llevándole a la “indigencia mental”, porque en la actualidad eso lo que ha logrado esta sociedad actualizada y globalizada, y la teoría virtual llevándole a un aislamiento social, a  la depresión, queriendo terminar de esta manera con lo que Dios estableció en su Palabra, la vida.

Es por ello que tú, hermosa Mujer, debes valorarte, apreciarte, distinguirte entre muchas pero además entre pocos, porque esos atributos que el Padre Celestial te ha dado, son tu naturalidad y nada ni nadie te lo pueden objetar; eres una Mujer resilente, con capacidad de poder soportar hasta lo último que te pueda pasar. No permitas que la violencia te apague, que el maltrato te desmoralice, que el qué dirán te acorrale, no te subestimes. Eres una Mujer con propósito, Dios te creo con innumerables virtudes, sé agradecida, ten en cuenta esto: “Mujer, eres propiedad de Dios porque te compró  a  precio de sangre.”  

Este mensaje va de manera explícita para todas las “Mujeres” sin distingo de credo, raza, idioma y tantas cosas que posiblemente hayan podido impedir la libertad y el crecimiento tanto emocional como social, ya que una gran cantidad de féminas han sido atacadas, abusadas, señaladas, discriminadas, en sentido homofóbico haciéndolas sentir vulnerables, invalorables, irrespetadas restándole importancia a su existencia; hoy es el tiempo señalado para revertir esa vida sin significado alguno, para levantarte y continuar una nueva vida, otra manera de pensar. Mujer, vales tanto para Dios que su corazón se duele por ti, así que toma la mejor decisión de tu vida en tenerle también en el tuyo. . . él te espera con los brazos abiertos porque te ama.