El Mesías dijo que los profetas fueron hasta Juan el Bautista

profetas

Saulo de Tarso dijo que: El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabaran, y cesaran las lenguas, y la ciencia se acabara. Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabara.

Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Una de las características de los niños, es que les gusta jugar con los ojos cerrados: A «La gallina ciega».

Desde los tiempos del profeta Isaías, los ojos del pueblo Santo, fueron cegados y sus oídos agravados (Isaías 6:9-11); para que no vean con sus ojos, ni oigan con sus oídos. Pero el plazo se ha cumplido y ahora están comenzando a identificar a su Mesías, por las profecías mesiánicas cumplidas, en un judío sabrá llamado «Imanuel».

Y no podrían volverse a cumplir en ningún otro, porque las condiciones no se dan; comenzare enumerando algunas, y si mis amigos no se enojan, les mencionare algunas otras en los próximos editoriales.

Primeramente: El Mesías tenía que venir a sufrir y ser despreciado y desechado de su pueblo, (según Isaías 53). Seria matado por un pueblo extranjero, durante el segundo Templo (Daniel 9:25-26); esos mismos extranjeros destruirían el Templo; pero el Mesías resucitaría al tercer día, (Oseas 6:2). Todo esto se cumplió en un judío sabrá llamado Imanuel.

Dr. Jaime Banks Puertas

Director y Fundador

Obra Evangélica Luz del Mundo Internacional

jaimepuertas@hotmail.com

@jaimepuertas