En la Sierra de Perijá Comunidad yukpa de Ayapaina recibe con gozo donativos

Sierra de Perijá

En la Sierra de Perijá están los más exóticos lugares, son pocos los que han podido subir, no precisamente por miedo a las alturas o por falta de presupuesto, sino por desconocer que ahí hay tanta belleza natural y espiritual.

Ayapaina, encierra un poco más de un siglo de historia, es la comunidad más antigua, fundada en 1913, la fundó el Cacique Rubén Paredes, abuelo del hoy Cacique Mayor Tibaldo Paredes, quien suele contar parte de la evolución que ha tenido esta tierra extraordinaria.

Desde esta aldea, han surgido otras pequeñas comunidades, cada una con su Cacique, de ahí su apelativo de Comunidad Piloto; Ayapaina ha dado lugar a las comunidades Toromo, Maraka, Shirime, Guarapom, Areyama, y Meseta del Kunana, todas oscilan en una altura de 1200 y hasta 1300 msnm, con una agradable oscilación térmica de 15,5 ºC.

Desde hace un poco más 3 años, la Obra Evangélica “Luz del Mundo” de Venezuela, tiene presencia activa en tan remoto lugar mediante la iniciativa misionera del pastor Julio César Gómez, desde entonces la Dirección Internacional de Misiones de “Luz del Mundo”, a través de la Comisión de asuntos Indígenas (CAI), ha hecho importantes aportes en beneficio de esta comunidad.

Ayapaina ha recibido 5 visitas la CAI y como resultado de las mismas, se ha beneficiado con la dotación e instalación de un acueducto, por lo que ahora recibe agua potable altamente segura, sillas, rollos de cables para electrificación, rollos de alambres de púas para cercas, biblias, material didáctico, ropas en buen estado, alimentos, medicamentos, láminas de Zinc, repuestos para motosierra y el material necesario para la construcción de una Casa de Oración.

En tal sentido, el hermano Horacio Paredes, cacique de esta hermosa comunidad, expresó su agradecimiento diciendo, “gracias hermano Puertas, por las mangueras que nos has enviado, ahora tenemos agua en nuestra comunidad, gracias por las láminas de Zinc que nos mandaste, les estamos muy agradecidos y esperamos nos sigan enviando la bendición del Señor; ´Luz del Mundo´ de Ayapaina está muy agradecida por todo esto y por las visitas del pastor Domingo Arango”.

Paredes, estimó que para unas dos o tres semanas, el Templo estará ya construido habida cuentas que ya cuentan con la madera lista y todo el material disponible, según expresó en su ancestral lengua yukpa y en castellano.

Si alguno se anima alguna vez en subir a la Sierra de Perijá, solo debe tomar un autobús hasta el municipio Machiques, en la parada se toma un carro por puesto hasta un movido lugar llamado La Morena, de ahí toma una camioneta que llaman “Chirrinchera”, bordea el Río Kunana por una tortuosa vía hasta la comunidad Toromo; ahí, un grupo de Guarda Parques preguntará el destino y quienes vayan para Ayapaina emprenderán una caminata que puede durar de 5 a 7 horas, depende de la condición física de la persona, la única manera de llegar es caminando por un sendero de montaña o sobre una mula.

Reportaje especial enviado a nuestra redacción por nuestro hermano Domingo Arango