Johan Trujillo: La familia

La familia

Para construir un edificio grande y fuerte, primeramente tienes que construir buenas bases, estas, básicamente son las que soportan la carga de todo el edificio.

Mientras las fuerzas de la naturaleza causan estragos, los cimientos bien construidos mantienen a los ocupantes del edificio seguros durante calamidades como, terremotos, inundaciones, fuertes vientos, etc.

Asimismo, una familia debe tener buenas bases, para que cuando vengan las dificultades no caiga y pueda mantenerse firme.

Las buenas bases de un matrimonio ayudarán a que cada uno de los integrantes de la familia puedan salir victoriosos en cualquier circunstancia.

Pero para esto es importante tomar en cuenta los consejos que nos da Dios a través de su palabra.

La Biblia nos dice en el libro de proverbios capítulo 3 versículo 5: «Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia…»

Ya que fue Él quien creó la familia, Génesis 2:21-24 dice:

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.
Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.
Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.
Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

El gran problema del ser humano, es que no consulta a Dios sino que toma decisiones basadas en sus emociones y su conocimiento, luego que viene el desastre busca culpables pero no se da cuenta que el primer culpable es él.

¿Cómo está tu familia? ¿Cómo están las bases de tu hogar? Recuerda que sin la ayuda de Dios no puedes construir bases fuertes para tener un edificio firme, dice su palabra, en Sal 127:1, Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.