Del patriarca Ibrahim y su descendencia

Ibrahim, salió de Padam Aram, que son las llanuras de Siria. Por eso lo llaman «Arameo» a él y a Sara su mujer.

El primogénito de Ibrahim, fue Ismael; ese hijo le nació de una criada egipcia. Luego le nació Isaac, de su esposa Sara. Isaac significa risa; porque Sara se rio, cuando el Mesías le profetizó que iba a tener un hijo, y lo tuvo a sus noventa años de edad. Ibrahim mandó a su criado Eliecer, a buscar mujer de su parentela, para su hijo Isaac, y le trajo a su prima Rebeca; con la cual tuvo dos hijos: Esaú y Jacob.

Esaú es el padre de los árabes edomitas. Jacob se fue huyendo de su hermano, y llego a la tierra de su madre y de sus abuelos: Padam Aran, donde se casó con dos primas suyas: Lea y Raquel, además tomo por mujeres a las dos sirvientas de éstas; llegando a ser padre de los doce Patriarcas de Israel. Once le nacieron allí en Padam Aram, y el último en Belén. QUEDANDO ASÍ DEMOSTRADO QUE LOS SIRIOS E ISRAELIES SON HERMANOS, DE SANGRE.

Satán odia a Siria, porque Jesús el Mesías, Salvador del Mundo: Es descendiente del Arameo Ibrahim.

Avivamiento en Antioquia de Siria

Después que los romanos, crucificaron al Mesías en Jerusalem: Los Discípulos de Jesús, se refugiaron en Antioquía de Siria.

Para ese tiempo se levantó un fariseo llamado Saulo de Tarso, el cual viajó desde Jerusalem hasta Damasco, para perseguir a los creyentes; pero Dios lo puso ciego.

Y después que los hermanos le oraron: Recobró la vista y llegó a ser el último y más grande de los Apóstoles.

Recibió su doctrina y llegó a pastorear la Iglesia de Antioquia con su tutor: Bernabé.

El Espíritu Santo los escogió, para que realizaran juntos el «PRIMER VIAJE MISIONERO» EVANGELIZANDO EL ASIA. – Los otros dos viajes, los realizó Saulo con Silas. (Teniendo un nuevo nombre: En lugar de Saulo, terminó llamándose Pablo).

Valientemente establecieron Iglesias presentando a Jesucristo, como el Salvador del Mundo; y el único camino, para alcanzar el perdón de nuestros pecados, la salvación del alma, la vida eterna y la paz con Dios.

Satán ha usado a la iglesia romana: «Un poder político» derramado mucha sangre, desde la inquisición hasta hoy. Mató el avivamiento de Antioquía, cambiando la fe en Jesucristo, por las imágenes muertas, y doctrinas de hombres..! Es por eso que los sirios hoy, están destruyendo lo que con tanto sacrificio construyeron sus abuelos.